El Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) presenta el Informe “Impacto del COVID-19 en lugares de encierro”

El Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) presenta el Informe “Impacto del COVID-19 en lugares de encierro” que reúne los resultados del monitoreo del CNPT sobre la situación epidemiológica y las medidas dispuestas en establecimientos penitenciarios.

La declaración de la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19 en marzo de 2019 implicó una fuerte restricción de los derechos de las PPL, quienes ya se encontraban en  un contexto signado por las condiciones deficitarias de salubridad e higiene, la sobrepoblación y el hacinamiento. 

El monitoreo realizado por el CNPT, que resultó posible gracias a los aportes de los diferentes integrantes del SNPT, permitió diagnosticar y dar seguimiento permanente a la situación epidemiológica en contextos de encierro y la aplicación de las recomendaciones efectuadas  para promover el respeto de derechos de las PPL.

El monitoreo de los contagios y fallecimientos por COVID-19 permitió consolidar una base de datos que cumple con criterios de rigurosidad para la realización de análisis globales acerca del impacto de la pandemia en unidades penitenciarias. 

La información  analizada sugiere que los protocolos ante casos sospechosos y contagios difirieron en su aplicación respecto del medio libre. Esta situación pone de relieve la importancia de la presencia cotidiana de mecanismos de prevención para el seguimiento y evaluación de las condiciones sanitarias en el encierro. 

Las  restricciones al ejercicio de derechos tuvo un  impacto significativo en las PPL: las visitas de familiares y de personas allegadas debieron ser suspendidas como así también las salidas transitorias o extraordinarias y el ingreso de docentes a los establecimientos penitenciarios. 

Por ello, desde el CNPT se elaboraron recomendaciones con el objetivo de que las autoridades pertinentes adopten medidas compensatorias que permitan mitigar el impacto de las restricciones impuestas, como el uso de teléfonos celulares y el acceso a internet. Esto permitió el contacto con el mundo exterior por parte de las PPL y la concurrencia a clases dictadas de modo virtual. 

Dado que en muchas jurisdicciones las medidas compensatorias fueron suspendidas por considerarse finalizadas las causas que motivaron su adopción, se advierte que su mantenimiento resulta fundamental para garantizar el goce de los derechos de las PPL no sólo respecto a los vínculos familiares y sociales, sino también el acceso efectivo a la educación. 

Más allá de encontrarnos actualmente en un momento diferente en relación a los contagios y mortalidad asociadas al COVID-19, las problemáticas estructurales de los contextos de encierro dan cuenta de la necesidad de fortalecer los mecanismos de registro y monitoreo integral de las condiciones sanitarias en el encierro y las medidas dispuestas por las autoridades, a los fines de promover el cumplimiento de los derechos de las personas  privadas de la libertad en Argentina.

Para acceder al informe completo, hacé click ACÁ.

Open chat