El CNPT presentó sus recomendaciones para crear e implementar Mecanismos Locales de Prevención de la Tortura en Argentina

El CNPT presentó sus recomendaciones para crear e implementar Mecanismos Locales de Prevención de la Tortura en Argentina

Durante un encuentro virtual de dos horas transmitido por zoom, el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) hizo ayer un recorrido amplio y pormenorizado de sus recomendaciones para la creación y constitución de Mecanismos Locales de Prevención de la Tortura en todas las provincias de Argentina. Alan Iud, secretario Ejecutivo del Comité, abrió la presentación resaltando la importancia de que el debate sobre estas recomendaciones tenga lugar en el marco de un procedimiento público, transparente e inclusivo. Sobre la conformación de los Mecanismos, destacó que la selección de sus integrantes también debe ser transparente, amplia y, además, debe garantizar la participación de la sociedad civil y no excluir a personas que hayan cumplido una condena, a excepción de lo establecido en el artículo 13 de la Ley 26.827.

Entre otros puntos, el secretario Ejecutivo del CNPT señaló en su exposición que la autarquía financiera e independencia deben ser condiciones para el buen funcionamiento de estos organismos de prevención, y que en aquellos casos que no puedan tener esa autarquía, deben contar con un programa presupuestario específico en la Ley General de Presupuesto. Los instrumentos de rendición de cuentas, dijo, son fundamentales para la transparencia de los Mecanismos.

La importancia de los Mecanismos Locales de Prevención de la Tortura en el Sistema Universal e Interamericano. Recomendaciones para fortalecer el Sistema Nacional

Juan Manuel Irrazábal, presidente del CNPT, intervino en el panel de apertura para subrayar la necesidad de que los Mecanismos Locales se implementen en todas las provincias e instó a aprovechar este “tiempo de cambios profundos” para realizar acciones transformadoras, “como este trabajo que hoy se pone a disposición”, en referencia a las recomendaciones. Luego, reconoció el fuerte respaldo institucional que el CNPT ha recibido de los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos.

La primera voz internacional del panel estuvo a cargo de Jan Jarab, representante para América del Sur de la Oficina Regional de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Jarab ponderó que el CNPT, como órgano rector del Sistema Nacional de Prevención de la Tortura, fomente la realización de este tipo de documentos que “resultan de guía y orientación” para la creación de los Comités Locales. “Los Mecanismos de Prevención de la Tortura deben estar equipados no sólo con un respaldo legal robusto, sino también con recursos humanos y financieros necesarios: es fundamental que los Estados los doten con estos recursos”, señaló Jarab y destacó el desafío de coordinar el trabajo del Mecanismo Nacional con la labor de los Mecanismos Locales, garantizando la independencia de los mismos.

A continuación, Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación, saludó el trabajo conjunto que la Secretaría a su cargo y el CNPT vienen desarrollando con “la firme convicción de desarrollar los Mecanismos que todavía no se han creado” y aseguró: “Tenemos la posibilidad histórica de poder llevarlo adelante”. Pietragalla mencionó el incremento de la violencia institucional como un efecto negativo de la pandemia y la falta de herramientas para desterrar esta práctica. “Hay que llevar adelante políticas para erradicar la violencia institucional poniendo en funcionamiento los mecanismos de prevención de la tortura como eje fundamental”, afirmó. Por último, el secretario de Derechos Humanos de la Nación señaló que no hay incompatibilidad en pensar políticas de seguridad con perspectiva de derechos humanos.

Por su parte, Julissa Mantilla Falcón, relatora para la Argentina de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), enfatizó la importancia de hacer una revisión de la discriminación histórica al momento de crear lineamientos de prevención de la tortura. “No basta con el uso del lenguaje inclusivo: hay que dejar la discriminación estructural que sufren las poblaciones indígenas, la comunidad LGTBI, las personas mayores, los migrantes”, sostuvo. En ese marco, señaló la desventaja de las mujeres privadas de la libertad en relación a los hombres, sobre todo, en la reinserción y el vínculo con sus familiares. “Las prisiones no han sido pensadas para las necesidades de las mujeres. En las políticas para privadas de la libertad y personas LGTBI se puede hacer un trabajo muy importante para prevenir la tortura”, afirmó Mantilla Falcón.

La Relatora para Argentina del Subcomité de Prevención de la Tortura (SPT) de Naciones Unidas, Carmen Comas-Mata, valoró las recomendaciones del CNPT como diagnóstico de los Mecanismos Locales, y aunque aclaró que el Subcomité no avala ningún modelo concreto, dijo que la “garantía estrella” para que los mecanismos funcionen es la independencia de mandato, operativa, financiera, de sus miembros. “La independencia es la espina dorsal de los Principios de París que definen el rol de las instituciones y organismos de derechos humanos”, enfatizó Comas-Mata. Asimismo, enfatizó la importancia de contar con presupuestos acordes para que los mecanismos puedan desarrollar un trabajo serio e instó a la adopción de experiencias que ya han funcionado en otros lugares, que den consistencia e integridad al Mecanismo.

El estado actual de los Mecanismos Locales en la República Argentina. Recomendaciones del CNPT

Silvina Irrazábal, directora de Mecanismos Locales, Consejo Federal y Otros Integrantes del Sistema Nacional del CNPT, agradeció la presencia de los referentes nacionales, internacionales, funcionarios judiciales y legisladores que acompañaron la actividad, y dio inicio al segundo panel. Josefina Ignacio, comisionada del CNPT y representante de las organizaciones de la sociedad civil, hizo hincapié en el compromiso desplegado por el Comité y aseguró que va a estar acompañando en el proceso, y en todo lo que sea necesario, para que cada jurisdicción tenga su Mecanismo Local. “Estamos ante un enorme desafío –evaluó la comisionada–: articular y darle vida a este espacio institucional de diálogo y promoción de consensos, acuerdos y estrategias para trabajar de manera articulada, para erradicar las condiciones que durante años han posibilitado la tortura y la siguen permitiendo.”

El presidente de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura de Misiones, Eduardo Magno Scherer, aseguró que cada Mecanismo debe representar la cosmovisión de su provincia para ser eficaz y eficiente. “Debe haber una decisión política para que un Mecanismo funcione y se lo debe dotar de herramientas”, afirmó el integrante del Consejo Federal de Mecanismos Locales. Sobre la Comisión que preside, aseguró que se ajusta a todos los parámetros y estándares internacionales de independencia, autonomía financiera, participación de organismos sin fines de lucro, principios de no discriminación, multidisciplinariedad, y nombramiento a través de audiencias públicas.

A su turno, Magdalena Brocca, integrante del equipo de investigación sobre Políticas de Seguridad y Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba, recordó que la provincia de Córdoba no cuenta con Mecanismo Local, pero evaluó que las condiciones están dadas para debatir un proyecto de ley y constituirlo. “La situación es preocupante, grave y requiere medidas urgentes”, aseguró Brocca, y agregó que, a partir de la pandemia de COVID-19, se puso en evidencia la necesidad de contar con Mecanismos Locales cerca de los lugares de encierro para dar respuesta inmediata a los problemas que van surgiendo. “Desde 2013 trabajamos en un informe sobre las personas privadas de la libertad y la conclusión fue la necesidad de conformar el Mecanismo Local para prevenir hechos de tortura en lugares de encierro”, enfatizó.

En la provincia de Tucumán se creó una Comisión Provincial en 2012 que nunca fue integrada. Recientemente, se sancionó una modificación parcial que cambió su composición. Matías Lorenzo Pisarello, coordinador del Área de Seguridad y Derechos Humanos de ANDHES-Tucumán, manifestó que se debe hacerle entender a los gobiernos los aspectos positivos de tener un Mecanismo Local, como mejorar las políticas públicas y la calidad institucional a través de sus recopilaciones e informes; y que las organizaciones de la sociedad civil deben empezar a comprender la necesidad de trabajar en forma conjunta  con el Estado.

En el cierre de la presentación de las recomendaciones, Alejandro Armoa, comisionado del CNPT representante de los Mecanismos Locales de Prevención, afirmó que la creación de un Comité de Prevención de la tortura tiene que ver “con la inmediatez de nuestra acción, a fin de determinar cuándo va a cesar la mayor mella que tiene el espíritu humano, que es la cuestión de la tortura, que hace muchos años la humanidad pretende erradicar”.

Dentro de los mandatos legales que posee el CNPT se encuentran los de promover la creación o designación, y el fortalecimiento técnico, administrativo y presupuestario de los Mecanismos Locales de Prevención de la Tortura en todo el país, según los estándares establecidos en la Ley Nacional 26.827.

Te invitamos a repasar la presentación de las recomendaciones emitidas por el CNPT para la creación de Mecanismos Locales de Prevención de la Tortura en las provincias de Argentina:

Facebook: https://bit.ly/35peGlH